0

Google declara pérdidas en España

El buscador factura sus ingresos en España publicitarios desde IrlandaHacienda mantiene abierta la investigación sobre los impuestos que declaraLa declaración del buscador le sale a devolver en España

Un tribunal de Australia ha condenado este domingo a Google a pagar unos 200.000 dólares australianos (aproximadamente 163.500 euros) por un caso de difamación tras haber vinculado erróneamente a un ciudadano de origen serbio con el mundo criminal.

La víctima, Milorad Michael Trkulja, argumentaba que su nombre aparecía en los motores de búsqueda de Google vinculándolo al mundo criminal e incluso su fotografía aparecía con imágenes de Tony Mokbel, un famoso capo del narcotráfico condenado en julio pasado a 30 años de prisión. El jurado en este proceso determinó el mes pasado que Trkulja fue difamado por esas imágenes, que él pidió a Google que sean retiradas en 2009, según el diario Sydney Morning Herald.

Estas fotografías fueron difundidas en Internet después de que Trkulja recibiera un disparo de bala cuando cenaba en un restaurante de la ciudad de Melbourne en 2004, en un ataque que no fue resuelto por la Policía, pero que tampoco fue relacionado al mundo del hampa. El motor de búsqueda además llevaba a un portal ya desaparecido, Melbourne Crime, que publicaba fotografías etiquetadas con su nombre, agregó el diario.

Los abogados de Google argumentaron que el motor de búsqueda no es la responsable de la publicación y solamente hizo un índice de los enlaces a los portales y las imágenes en internet, sin saber si se trataba de material difamatorio.

El litigante, un serbio que migró a Australia en la década de 1960, también recibió a principios de año unos 233.800 dólares (183.772 euros) tras demandar a Yahoo por un caso similar por difamación.

Google es la compañía que recibe en Internet más visitantes únicos  en España, con 22,7 millones registrados el pasado mes de agosto,  seguida de Microsoft (18,7 millones) y Facebook (16,4), según el  primer informe mensual sobre audiencias ‘online’ en España que publica  Barlovento Comunicación sobre datos de comScore.

A continuación aparecen Terra-Telefonica (12,4 millones) Yahoo!  (11,6 millones), Prisa (10,8 millones), Vocento (9,8 millones) y RCS  Media Group (9,4 millones). El ‘top ten’ lo completan Schibsted  (Anuntis-Infojobs-20minutos) (9,1 millones) y Wikimedia Foundation  Sites (7,8 millones).

En agosto, mes tradicionalmente de menor consumo de Internet,  el  promedio de visitantes diarios de la Red fue de 13,8 millones únicos y el tiempo promedio diario dedicado a Internet por cada día de conexión  entre los navegantes fue de una hora y tres minutos, mientras que el  consumo promediado por los 31 días del mes fue de 35,4 minutos.

En cuanto a los vídeos vistos en Internet, en el mes de agosto se  registraron más de 20 millones de espectadores únicos, con casi 3.800  millones de vídeos vistos. Cada espectador vio 187,6 vídeos de media,  con un promedio de 4,8 minutos por vídeo.

Aquí Google también ocupa la primera plaza gracias a su portal  Youtube (16,3 millones), por delante de Adconion Media Group (12,4  millones), VEVO (7,4 millones), Viacom (4,2 millones) y Facebook (3,8  millones).

Crecen las reclamaciones de los ciudadanos y de la Agencia de Protección de Datos que piden que se elimine información en redes sociales o hemerotecas, mientras Europa y España cambian sus leyes

Europa vive la fiebre del derecho al olvido en Internet desde hace semanas. El pasado 16 de marzo, la comisaria de Justicia, Viviane Reding, anunció que antes del verano presentará una propuesta legislativa para protegerlo en las redes sociales.

El objetivo es que los usuarios puedan exigir a empresas como Facebook que borren completamente sus datos personales o fotos cuando se den de baja en el servicio. Además, el próximo 25 de mayo vence el plazo para que España se adapte a la Directiva de tratamiento de datos personales. La postura de la Agencia Española de Protección de Datos sobre estos asuntos es más conservadora que la de la UE, según muestra en sus resoluciones.

Leer más…