0

Apple le gana a Motorola otro juicio por patentes

Para que la retirada de tabletas y móviles sea afectiva, Apple tiene que exigirlas por cada aparato

Un tribunal de Múnich determinó el jueves que Motorola Mobility, empresa propiedad de Google, había infringido una patente de Apple y ordenó la retirada del mercado de todas las tabletas y smartphones de esta marca.

El juez Peter Guntz dijo que Motorola había copiado la herramienta overscroll bounce, que permite mover documentos por la pantalla del aparato y dejar que reboten de nuevo al centro cuando se deja de tocar con los dedos.

Un portavoz del tribunal dijo que no parecía que la sentencia fuera a tener un impacto inmediato porque Apple tenía que pedir específicamente una prohibición del producto con una fianza de 25 millones de euros por cada solicitud y, además, y Motorola podía apelar el fallo.

Leer más…

0

Google reduce un 20% la plantilla de Motorola

El gigante de Internet cerrará una tercera parte de las instalaciones del fabricante de móviles

La integración del fabricante de los dispositivos móviles Motorola en la estructura de Google va a tener un coste: 4.000 despidos por el cierre de una tercera parte de sus instalaciones en todo el mundo. Eso equivale a reducir la plantilla en un 20%. La mayor empresa de Internet pagó el año pasado 12.500 millones de dólares (unos 10.000 millones de euros) por la firma pionera en la telefonía celular.

Las cartas anunciando a los empleados que su puesto de trabajo se extingue empezarán a circular este lunes, de acuerdo con la notificación hecha por Google al regulador bursátil. En ese documento se anticipa a los inversores que el ajuste tendrá un coste para la compañía de unos 275 millones de dólares y que se aplicará a los resultados del trimestre en curso.

La adquisición de Motorola Mobility se completó el pasado mes de mayo, tras pasar todos los trámites reguladores. La compra la anunció Google hace justo un año, con el propósito principal de hacerse con su suculenta cartera de patentes tecnológicas para así poder desarrollar los dispositivos que operan con su sistema operativo Android sin distracciones legales y competir con más agresividad frente a Apple y Microsoft.

Pionera en telefonía celular

Motorola Mobility era ya un socio muy estrecho de Google antes de la adquisición, más incluso que Samsung y HTC, que usan también la plataforma móvil de Windows. Entonces se dijo que Google gestionaría la filial como una compañía completamente independiente, separada. Motorola es la pionera en la telefonía celular. Comercializó el primer dispositivo sin cable en 1983. Tres décadas después, es el centro de la revolución tecnológica.

El tema de los despidos fue recurrente ya cuando se anunció la compra de Motorola. Pero tomó cuerpo cuando la operación se completó en mayo. El ajuste se realizará a todos los niveles de la filial para que su negocio “vuelva a ser rentable”. La compañía cuenta en la actualidad con 94 instalaciones. Y aunque no se hacen apuestas estratégicas, sí simplificará su cartera de productos.

Los últimos resultados disponibles datan precisamente del mes de mayo, unos días antes de que se completara la integración. Motorola Mobility, la primera gran compra de Google con Larry Page de nuevo como consejero delegado, perdió 86 millones de dólares en el primer trimestre, tras registrar pérdidas operativas de 70 millones. Los ingresos fueron de 3.100 millones

Despidos necesarios

La reestructuración de Motorola Mobility se espera esté completada para final del ejercicio en curso. En la nota remitida a la SEC se habla de cargas adicionales “significativas” en este contexto, pero que no especifica su cuantía ni el concepto. La dirección de Google se limita a decir que los despidos son necesarios y se compromete a ayudarles a buscar un nuevo empleo.

El recorte de plantilla se confirma cuando la propia Google y Apple lideran un grupo de inversores que pujan por los derechos de fotografía digital Kodak, que necesita venderlas para poder pagar con lo que recaude a los acreedores en el marco del proceso de reestructuración. La sociedad que dirige el español Antonio Pérez esperaba una inyección de liquidez de unos 2.600 millones, pero todo apunta a que no llegará a ese objetivo.