La red de tráfico ilegal de información desarticulada el mes pasado por la policía de Barcelona vendía mensualmente información confidencial de unas 3.000 personas, según fuentes próximas a la investigación. Eso da idea del enorme volumen de información que manejaban los implicados en la trama y de la aparente facilidad con que conseguían datos no solo de personas anónimas, sino incluso de alguien tan relevante como Telma Ortiz, la hermana de la princesa Letizia, o el marido de María Dolores de Cospedal, secretaria general del PP.

La Unidad Territorial de Seguridad Privada de Barcelona, que durante más de un año grabó 2.000 conversaciones y siguió a decenas de sospechosos, ha dejado al descubierto un obsceno comercio de datos de todo tipo: estado civil, domicilio, teléfono, propiedades, vida laboral, actividades empresariales, tráfico de llamadas realizadas por la persona investigada, etcétera.

Leer más…

La ciberdelincuencia relacionada con la industria es tan poderosa y amplia como en el terreno del espionaje militar. Las mafias que buscan rendimiento en las debilidades informáticas trabajan a pleno rendimiento. La compañía Eset acaba de anunciar el descubrimiento de un nuevo gusano, ACAD/Medre.A, que afecta a archivos realizados con el programa profesional de edición AutoCAD, utilizado por ingenieros, arquitectos y diseñadores en todo el mundo.

«El objetivo del nuevo gusano parece estar enfocado al robo de diseños y planos en una operación internacional de espionaje industrial. Se han detectado varios casos de infecciones, sobre todo en países de habla hispana, incluyendo España», aseguran los responsables del hallazgo.

Leer más…