Apple tiene prisa. Si el tribunal prohíbe la venta de ocho móviles de Samsung pronto, la campaña navideña de la empresa con mayor capitalización bursátil de la Historia en Estados Unidos será aún mejor. Pero las cosas de palacio van despacio y la juez que debe tomar la decisión final en el caso de violación de patentes, que le enfrenta al fabricante surcoreano, ha fijado para el próximo 6 de diciembre la vista. Ese día escuchará los argumentos de la californiana para prohibir, de forma permanente, la venta de estos teléfonos en el mercado estadounidense.

La campaña navideña es clave para todos los fabricantes de electrónica de consumo. También para los de móviles. Los estadounidenses suelen concentrar las compras alrededor de Acción de Gracias. Y eso es el último jueves de noviembre, antes de la fecha fijada por la juez.

La vista sobre la prohibición preliminar de los aparatos estaba fijada para el 20 de septiembre, pero no está claro si será trasladada también a diciembre. Ayer martes, la juez Lucy Koh aseguró que consideraba “apropiado” que varias medidas anteriores “se consolidaran”, según informa la agencia Reuters.

La reunión del 20 de septiembre estará dedicada a la petición de Samsung para que retiren la medida cautelar que desde junio le está impidiendo comercializar su tableta Galaxy Tab 10.1 en Estados Unidos. El jurado le había dado la razón en este aspecto al principal fabricante mundial de móviles, asegurando que no había violado ninguna patente de Apple al fabricar esta tableta.

Sea como fuere, la decisión de la juez es una buena noticias para Samsung. Sus acciones han subido un 3%; el día posterior al fallo cayeron un 7%. Cuando llegue la decisión judicial la empresa ya se habrá hinchado a vender sus móviles. Y, como el ciclo de vida comercial de los teléfonos móviles es extremadamente corto, el año nuevo traerá un nuevo modelo de smartphone, que ya se cuidará de modificar para no vulnerar las patentes de Apple. Ahora, el teléfono estrella de la compañía es el Galaxy S III, del que han vendido en todo el mundo 10 millones de unidades en tres meses. Será uno de los superventas de estas próximas navidades, de Nueva York a Pekín. Después, el consumidor esperará la presentación del siguiente modelo que, probablemente, se verá en el próximo Congreso Mundial del Móvil de febrero en Barcelona.

De todas formas, aunque Samsung sea el primer fabricante mundial, Estados Unidos es uno de sus mercados más débiles. En el segundo trimestre de 2012 vendía el 17% de los teléfonos inteligentes, frente al 34% de Apple, según la consultora Nielsen. En este país, otras empresas como HTC (14%) o Motorola (11%) aún tiene una parte importante del pastel, respecto a la que disfrutan a nivel mundial. A causa de esta debilidad, hace un par de años Samsung lanzó una ofensiva para llegar a más acuerdos comerciales con las grandes operadoras del país, gracias a los cuales ha conseguido aumentar su presencia considerablemente.

 

Europa Press | Madrid

Una resolución de la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) ha reconocido que es su obligación solicitar a Google que no indexe las sentencias del Tribunal Constitucional publicadas en el Boletín Oficial del estado (BOE), si recibiese petición de retirada de personas que consideren que han violado su derecho a la privacidad.

Y es que uno de los aspectos más conflictivos de los motores de búsqueda, especialmente del más popular, Google, es la aparición de datos personales en sus resultados ligados a sentencias judiciales, como las del Tribunal Constitucional, que incluyen datos de personas que aparecen en el BOE.

El Tribunal Constitucional tiene potestad para publicar las sentencias en sus páginas oficiales, pero quedaba en duda si estas informaciones también podrían aparecer en otros sitios como el mencionado buscador.

La duda ha quedado resuelta tras una reclamación del despacho de abogados salirdeinternet.com que, tras solicitar inicialmente a la AEPD que obligase al buscador Google que dejara de indexar enlaces del BOE y otras direcciones que afectaban a uno de sus clientes, les remitieron al máximo órgano del Tribunal Constitucional alegando que era el responsable de la difusión de la sentencia.

Resolución de la AEPD

“En un primer momento la AEPD se opuso a la petición del ciudadano, afirmando -por primera vez en España-, que la publicación de la Sentencia era obligatoria en el BOE y que la AEPD no tenía competencias para decidir sobre su difusión en Google al ser una materia reservada al propio Tribunal Constitucional”, ha explicado un portavoz del bufete que puso la reclamación.

Pero encontraron una solución para evitar un largo proceso judicial: “En base a la Ley de Protección de Datos, le pedimos al Tribunal Constitucional que eliminase la Sentencia de Google en un plazo de 10 días, o que se declarase incompetente, con el fin de que volviese a examinar el asunto la AEPD”, explican.

En un plazo transcurrido de 10 días, “el Tribunal Constitucional afirmó que sus sentencias únicamente debían publicarse en sitios oficiales, y excluía a Google de sus competencias“. Tras recibir dicha respuesta, la AEPD ha rectificado y ha ordenado a Google que retire la sentencia del denunciante de su buscador.

Eso sí, la AEPD aclara que aunque puede solicitar la retirada a Google y ésta debería proceder a la misma, algunos casos se han elevado a la Audiencia Nacional por considerar no procedentes. En esos casos, la información no se ha retirado a la espera de que el Tribunal de Justicia Europeo decida sobre las peticiones.

Google es una potente herramienta de búsqueda, capaz de localizar la información que los usuarios desean en todo momento.